Declaración del Consejo de Facultad Ciencias Jurídicas y Sociales UACh

En relación con la grave crisis institucional que experimenta nuestra Universidad, los resultados del informe de auditoría externa, y las declaraciones emitidas a este respecto por el Rector, por un lado, y por todos los Decanos y Consejeros Académicos no inhabilitados, por otro, el Consejo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales expresa lo siguiente:

 

Adherimos a la declaración de las y los integrantes no inhabilitados del Consejo Académico, de 6 de enero de 2021, por la que se solicita la renuncia del Rector. Consideramos que esta es la única salida posible a la grave crisis institucional y de confianza en las autoridades de la administración central que nuestra Universidad experimenta.

 

Creemos importante destacar que quienes apoyaron esa solicitud de renuncia son representantes legitimados, elegidos democráticamente por sus pares, para desempeñarse como Decanos/as, representantes académicos o estudiantiles, y que en esa calidad han actuado, respetando su rol y atribuciones, y protegiendo los intereses de la Universidad, en un acto propio de la convivencia democrática.

 

El Rector, en su comunicado del mismo día 6 de enero, niega haber cometido irregularidad alguna, pese a que el informe de auditoría externa identifica varios hechos en los cuales se vio directa e indirectamente implicado. Entre los primeros, está el ocultamiento de información relevante para la contratación de servicios que involucraban recursos considerables del patrimonio institucional, en contravención a las nociones más evidentes sobre la prevención de conflictos de interés y respeto de la probidad. No cabe duda de que los hechos verificados por la auditoría externa han lesionado gravemente los intereses y prestigio de la Universidad Austral de Chile, y transgredido los principios institucionales que rigen su organización.

 

La conducta del Rector, tanto en lo referente a esos hechos, como en lo concerniente a la gestión de esta crisis, no ha estado a la altura de lo que resulta exigible a quien debe representar y cautelar, fiel y diligentemente, los valores e intereses de una institución de educación superior, y rendir cuentas de su gestión.

 

Además, como él mismo lo declaró en su oportunidad, en su calidad de máxima autoridad unipersonal de la Universidad, el rector es responsable por las acciones y omisiones en el desempeño de su cargo, y por las acciones de sus subordinados. Ello significa que el Rector debe asumir, como autoridad electa y cabeza de la institución, la responsabilidad política que conlleva el ejercicio de su cargo. Dicha responsabilidad implica no sólo reconocer públicamente las faltas que se le han imputado a él o a sus subordinados (lo que no ha ocurrido hasta hoy) o prometer futuros cambios normativos, sino que supone, por definición, hacerse cargo personalmente de las consecuencias derivadas de esta crisis y adoptar las medidas necesarias para superarla.

 

En este caso, consideramos que la condición necesaria para el restablecimiento de las confianzas y para el aseguramiento de la gobernabilidad universitaria, que se han visto severamente dañadas por el actuar del Rector y su entorno más cercano, consiste en que éste deje su cargo. Dicha responsabilidad puede ser asumida por el Rector, ofreciendo su renuncia, o puede ser hecha efectiva por la vía de la remoción. Ambas hipótesis están contempladas en los estatutos y en el reglamento respectivo, y, por lo tanto, son vías institucionales.

 

El procedimiento de remoción tiene un costo importante para la convivencia interna de la Universidad, pero la permanencia de un Rector que ha perdido la confianza, la legitimidad y la capacidad de conducción tendría un impacto mayor aún, afectando de manera más aguda a esa convivencia, a las diversas actividades universitarias, al prestigio de la Corporación y al proceso de acreditación en curso.

 

Por esta razón esperamos que el actual Rector llegue al convencimiento de que la salida institucional más razonable requiere que priorice los intereses de la institución y actúe conforme a los requerimientos que diversos órganos representativos de la Corporación (Decanos, Consejeros Académicos y Estudiantiles, SINDOC y Consejos de Facultad, entre otros) le han planteado.

 

Consejo de Facultad

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales

Universidad Austral de Chile

 

Valdivia, 11 de enero de 2021.


 

Facultad de ciencias jurídicas y sociales, declaración pública , consejo de Facultad

  • Creado el
  • Visto: 691

Avenida Elena Haverbeck S/N · Campus Isla Teja · Valdivia

Contáctenos

Síguenos